La SCT en la Cuarta Transformación

La SCT en la Cuarta Transformación

El Ing. Javier Jiménez Espriú secretario de Comunicaciones y Transportes, en diciembre de 2018 acompañó al presidente de la República al estado de Oaxaca, para presentar cuatro de los programas de gobierno que forman parte de la Cuarta Transformación de nuestro país: Programa Nacional de Pueblos Indígenas, Programa Prioritario de Pavimentación de Caminos a Cabeceras Municipales, Programa Nacional de Infraestructura 2018-2024, Plan de Desarrollo del Istmo de Tehuantepec .

PROGRAMA PRIORITARIO DE PAVIMENTACIÓN DE CAMINOS A CABECERAS MUNICIPALES

El presidente de la República Andrés Manuel López Obrador y el secretario de Comunicaciones y Transportes Javier Jiménez Espriu en San Juan Evangelista Analco, Oaxaca, diciembre 2018. SCT.
El presidente de la República Andrés Manuel López Obrador y el secretario de Comunicaciones y Transportes Javier Jiménez Espriu en San Juan Evangelista Analco, Oaxaca, diciembre 2018. SCT.

El presidente de la República entregó en el poblado de San Juan Evangelista Analco, a los 50 presidentes municipales de Oaxaca para la construcción de sus caminos rurales a las cabeceras municipales

En las oficinas de la SCT en la ciudad de Oaxaca, se concertó un acontecimiento muy relevante: la firma de la documentación que acompañó al cheque que el presidente de la República entregó en el poblado de San Juan Evangelista Analco, a los 50 presidentes municipales de Oaxaca para la construcción de sus caminos rurales a las cabeceras municipales. Cada firma refrenda la confianza en las autoridades comunitarias, es un acto de honor que sella una nueva forma de gobierno. Tres mil hojas quedaron rubricadas, listas para que el presidente de la República entregara los cheques que harán posible la pavimentación de los viejos caminos comunitarios a las cabeceras municipales.

EL BIENESTAR COMIENZA A LA ORILLA DEL CAMINO

Regiones del Estado de Oaxaca. SCT.
Regiones del Estado de Oaxaca. SCT.

Para llegar a San Juan Evangelista hay que pasar por un camino de terracería; una nube de polvo impide ver las curvas, hay que ir despacio, la tierra fina se levanta y envuelve a los vehículos, no se distingue nada a un metro de distancia, curvas cerradas -trazadas a la orilla de barrancos- hacen el trayecto peligroso.

San Juan Evangelista Analco es uno de los 570 municipios que conforman al estado mexicano de Oaxaca. Se localiza en la región de la Sierra Norte, pertenece al Distrito de Ixtlán de Juárez. Su cabecera es la localidad del mismo nombre. Analco significa “Al otro lado del agua”.  En zapoteco, Latzi-duu quiere decir: “Llano Parado”. Los pobladores cuentan que hace más de cuatro siglos dos mujeres fundaron este pueblo; se asentaron ahí y empezaron a cultivar la tierra para sobrevivir, ellas fueron imán para la llegada de otros pobladores.

San Juan Evangelista Analco es uno de los 570 municipios que conforman al estado mexicano de Oaxaca. Se localiza en la región de la Sierra Norte, pertenece al Distrito de Ixtlán de Juárez cabecera de la localidad del mismo nombre

El pueblo de San Juan Evangelista está de fiesta, va a recibir al presidente de México, sus habitantes han adornado la cancha de básquetbol de la escuela Benito Juárez, han puesto vallas antiguas, para que pasen las autoridades; la emoción se desborda, todos quieren estar en la primera fila. “Es un honor estar con Obrador” se escucha por todos los rincones; la iglesia, desde lo alto, se asoma al acontecimiento, de la torre mayor cuelga una bandera de México; los jóvenes se trepan a los postes, los niños observan con el don del asombro que los caracteriza.

Uno de los carteles que cuelga de un árbol dice: “Este ganso no se cansa”. Una mujer mayor se pregunta si podrá saludar al presidente: “la otra vez que vino sí pude darle mi saludo.”

Timbales, tambores e instrumentos de viento de la banda Mixe rinden los honores. Las comunidades indígenas mixes llevan la música en la sangre, se dice que los niños aprenden música antes de saber leer y escribir. Hay alcatraces, rosales, azucenas.

El municipio cuenta con tres ríos: “Río Grande”, “Yolatchi” y “Yosilatzi” que prestan sus caudales para la pesca de la trucha. Es tierra de frutales, hay también cactus y pitayas; entre los árboles conviven pinos, encinos, palos de agua. El cielo guarda el camino de zopilotes, águilas, cuervos, tecolotes, cenzontles, gavilanes.

Las palabras del Ingeniero Javier Jiménez Espriú secretario de Comunicaciones y Transportes enlazan el momento. Un silencio absoluto deja la pauta para escucharlo. En su discurso se teje la poesía y el canto, les habla a los pobladores de Analco evocando al presidente Benito Juárez, al escritor zapoteca Andrés Henestrosa, al poeta tabasqueño Carlos Pellicer, con la certeza en el cumplimiento de las tareas que habrán de realizarse.

El Ing. Javier Jiménez Espriú se dirige a los habitantes de la región Mixe de Oaxaca. SCT.
El Ing. Javier Jiménez Espriú se dirige a los habitantes de la región Mixe de Oaxaca. SCT.

Discurso de Jiménez Espriú es la comunidad de San Juan Evangelista anunciando los nuevos caminos de la 4T que lleven bienestar a las comunidades más alejadas

Con su permiso señor Presidente:

El Ciudadano Presidente de la República, Lic. Andrés Manuel López Obrador, viene ante Ustedes, para dar inicio al cumplimiento de una promesa de campaña, de un viejo sueño en él y que ha sido también anhelo de millones de mexicanos que alguna vez tuvieron la esperanza, pero que muchos no alcanzaron a verla convertirse en realidad. Viene así, para iniciar esta mañana la reparación de una deuda ancestral de nuestra Nación con las comunidades indígenas, con los mexicanos más necesitados, con los menos favorecidos, con quienes han permanecido excluidos, por siglos, entre otras cosas, de los beneficios de la comunicación.

Dentro de las prioridades de su gobierno está el lograr la inclusión de los excluidos, con respeto absoluto a su dignidad y a sus autonomías

Dentro de las prioridades de su gobierno está el lograr la inclusión de los excluidos, con respeto absoluto a su dignidad y a sus autonomías, a todo lo que significa bienestar: la escuela, la clínica, el mercado, el trabajo, los bienes, los servicios, accesible con un camino pavimentado transitable en todo tiempo, en alrededor de 300 cabeceras municipales en Chiapas, Chihuahua, Durango, Guerrero y Oaxaca que hoy no cuentan con ello, y con ello además, crear fuentes de trabajo en sitios donde éstas escasean. Este programa es seguramente, uno de los asuntos que está más cerca de sus sentimientos personales.

Estados participantes en el programa "Pavimentación de caminos a cabeceras municipales". SCT.
Estados participantes en el programa "Pavimentación de caminos a cabeceras municipales". SCT.

Lo afirmo, por las instrucciones que he recibido de nuestro Primer Mandatario, para terminar con esa discriminación en este sexenio, invitando a los habitantes de las comunidades a atender, a construir con sus propias manos sus propios caminos y después a hacerse cargo de su conservación y su mantenimiento, a ser los protagonistas de su destino, no simples testigos, ni menos aún, como ha sucedido por décadas, recipiendarios de favores oficiales.

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes dará el apoyo técnico y la capacitación que se ha iniciado ya, a quienes, con su esfuerzo, su voluntad y su pasión, habrán de llevar a feliz término las obras y entregará los recursos económicos necesarios directamente a las autoridades elegidas democráticamente por Ustedes, quienes administrarán la construcción. Así, en esta administración quedarán comunicadas todas las cabeceras municipales del país, con carreteras pavimentadas.

Está aquí el Presidente, en esta comunidad de San Juan Evangelista Analco, para cumplir uno de los cincuenta puntos más importantes y emblemáticos de la Cuarta Transformación, con el inicio de uno de los proyectos prioritarios: la construcción de estos caminos que consideramos un acto de justicia pendiente.

El presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, quiere que hagamos un nuevo mapa de México, quiere dibujar en ese mapa los caminos que faltan, caminos nuevos, buenos caminos

El presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, quiere que hagamos un nuevo mapa de México, quiere dibujar en ese mapa los caminos que faltan, caminos nuevos, buenos caminos, que no se desvanezcan con la lluvia y que lleven y traigan mercancías, noticias, transportes, gente de otros poblados, alegría, bienestar. Caminos que se conviertan en puntos de encuentro para enlazar la vida de las rancherías, de las comunidades que han quedado en los montes solas y aisladas, caminos que son también infraestructura esencial, para la participación democrática.

Necesitamos unir nuestras palabras, nuestros pensamientos, fortalecer las comunicaciones, abrir estos caminos para dejar que florezca la unión de comunidad a comunidad, de pueblo a pueblo, de municipio a municipio, de región a región. Así podremos asomarnos a los poblados vecinos, unirnos a ellos, compartir nuestras festividades, y encontrar soluciones colectivas para nuestros problemas. Estamos seguros de que el camino será el eje que nos permitirá consolidar fuerzas, y abrir paso a un momento histórico que defina un nuevo calendario en nuestras vidas. Abrirnos al entorno y al mundo, reafirmando la propia identidad.

Este programa prioritario, es además un proyecto fundamental y fundacional, de particular trascendencia, en la lucha que el presidente López Obrador ha emprendido contra la corrupción; será ejemplo del combate a ese cáncer nacional. La historia ha demostrado que sus autoridades de usos y costumbres poseen una honradez inquebrantable, que, en muchos de los municipios de Oaxaca, el trabajo de ayudante del municipio, del topil, el de regidor, síndico o presidente municipal se considera servicio a la comunidad y es trabajo voluntario no remunerado. Costumbre ejemplar maravillosa.

Mujer indígena del pueblo de Analco asiste al evento de la "Pavimentación de caminos a cabeceras municipales". SCT.
Mujer indígena del pueblo de Analco asiste al evento de la "Pavimentación de caminos a cabeceras municipales". SCT.

Es un honor dejar en estas manos la construcción de estos caminos nuevos. Su trabajo desinteresado es ejemplo de una de las virtudes humanas más valiosas y necesarias en todos los tiempos: la solidaridad

Los habitantes de estas comunidades indígenas y sus autoridades son, y aquí empleo casi literalmente las palabras de nuestro presidente: “las personas más honestas del mundo”.

En sus manos comunales pondrá el Presidente los recursos necesarios tanto de maquinaria como de liquidez para la construcción de estos caminos. Sabemos que el tequio -pero hoy no como tributo obligatorio del indígena al rey, sino como tributo solidario del pueblo para el pueblo y en este caso particular con una remuneración justa que el gobierno entregará-, es una tradición que las comunidades defienden no solamente por su valor social, sino por la seguridad de los buenos resultados de las obras que emprenden.

La fortaleza del trabajo común ha hecho posible la construcción y reconstrucción de puentes, caminos, escuelas, calles, plazas, mercados. Son estas manos limpias, las que mantienen limpios los carriles que marcan los deslindes de las tierras, el drenaje, las escuelas, los caminos vecinales no pavimentados. Es un honor dejar en estas manos la construcción de estos caminos nuevos. Su trabajo desinteresado es ejemplo de una de las virtudes humanas más valiosas y necesarias en todos los tiempos: la solidaridad.

Las Autoridades locales administrarán los recursos y rendirán cuentas a sus comunidades y a la Nación. Este programa, es así, además de atender su función sustantiva de comunicar, ejemplo de lo que será la forma de actuar del gobierno federal y cuya divisa se sintetiza en las cinco palabras repetidamente pronunciadas: “cero corrupción y cero impunidad”.

A sus autoridades democráticas se entregarán desde esta fecha, los recursos públicos, para ser invertidos en sus caminos, con la transparencia, la honestidad y la eficiencia que son características ancestrales de su forma de vida y de su vocación de servicio, características que deberán ser las de la vida pública de toda la Nación.

En esta forma, durante los próximos seis años, se construirán 5,531 k de caminos que requerirán una inversión de 14,200 millones de pesos, se crearán 197,500 empleos.

Del total de las comunidades consideradas, 188 pertenecen al Estado de Oaxaca. En 2019 abriremos 18 frentes para conectar 50 cabeceras municipales, desarrollaremos 685 kilómetros de caminos, se invertirán dos mil doscientos treinta millones de pesos y se crearán 14,000 empleos directos, 10,500 indirectos y se beneficiará en forma directa a una población total de cerca de 200 mil habitantes hasta hoy incomunicados y en forma indirecta a toda la población con la que se establecerá una comunicación permanente, el primer paso para su incorporación a los beneficios de la modernidad. A una modernidad -ha dicho el Presidente-, forjada desde abajo, que traiga el bienestar, preservando los valores, la dignidad y la identidad de sus comunidades.

Numeralia. SCT.
Numeralia. SCT.

Esto permitirá, además, abonar a otro de los objetivos esenciales del programa, que es el dar oportunidad a los habitantes de las comunidades, de vivir en su casa y en su tierra; no tener por carencias, la necesidad de ir a otros lugares a ganar el pan para los suyos, no será necesario romper los lazos familiares por la ausencia o el abandono obligado de quien parte a buscar un jornal; se consolidará el arraigo a la tierra, a las tradiciones, a las culturas que les son propias.

Quien parta, lo ha dicho el Presidente, que sea por voluntad propia, por gusto, no por necesidad vital.

Hoy, el Ciudadano Presidente entregará los primeros cheques a las autoridades de comunidades y municipios, dará “el banderazo de inicio” de este hermoso programa en el sitio más propio, en estas tierras de flores y de canto, cultivadas por hombres y mujeres que han dado a México una mina de identidad. En estas tierras de lengua zapoteca, su lengua originaria, en las que está la voz de la historia unida al paisaje de sus habitantes. Esa lengua en la que las palabras -decía Andrés Henestrosa, uno de tantos enormes talentos oaxaqueños-, “son prendas del día y de la noche, semillas que se siembran como el maíz y el frijol, para dar voz al silencio”.

Tierras que han brindado a México uno de los momentos más luminosos de su historia, cuando dieron a luz al más ilustre y mejor de cuantos presidentes haya tenido nuestra patria: don Benito Juárez, Benemérito de las Américas, y “Presidente Vitalicio a pesar de tanta  noche lúgubre”, como le recitara Pellicer, cuando, además, le decía: “y si una flor silvestre puedo dejarte ahora,/ es porque el pueblo siente que en su esperanza adulta/ tu fe le dará cantos para esperar la aurora”.

¡Esa aurora ha llegado ya!

Gracias Señor Presidente, por concedernos el honor de acompañarlo en esta fecha memorable de inicio de la historia, que, de la mano de estas comunidades indígenas, haremos juntos.